jueves, 16 de mayo de 2013

Bully: Scholarship Edition para PC

Una de las mayores joyas de Rockstar fuera de la saga GTA
Bully, o Canis Canem Edit, es, en realidad, un juego recomendado para mayores de 16 años, mucho más inocente de lo que aparenta. Un título que lejos de fomentar el maltrato escolar o la marginación social de ciertas personas, nos conmina a proteger a los menos favorecidos, a tratar de llevarnos bien con todo el mundo y a hacer frente a los “abusones”. Y todo esto con una arriesgada fórmula 100% deudora de la saga Grand Theft Auto que funciona a la perfección.
Jimmy Hopkins –Definición de Antihéroe-
En Bully encarnaremos a Jimmy Hopkins. El clásico cero a la izquierda que ha sido sistemáticamente expulsado de todos los colegios mayores en los que ha sido recluido por sus padres por su nulo interés en los estudios y su desmedida afición a meterse en lios. El joven recala contra su voluntad en la Academia Bullworth, el último bastión del sistema educativo donde se recluye a “lo peor de cada casa”.
Meternos en lios, robar las taquillas de los demás, gastar bromas la noche de Halloween, defender a los empollones, jugar a las máquinas recreativas, pasear por la ciudad… El abanico de alternativas jugables de Bully es casi insondable. ¡Hasta puedes ir puntual a todas las clases y sacar buenas notas! Hay gente para todo…
Sin embargo es precisamente en esta academia donde Jimmy comienza a hacer algo provechoso consigo mismo. Nuestro protagonista comenzará a ayudar a los menos favorecidos del lugar, echándoles una mano contra los gallitos de Bullworth. Jimmy no es, sin embargo, una especie de moderno Robin Hood pues siempre exigirá una contraprestación económica –o amorosa, según se tercie- por sus servicios.
Bully es, por lo tanto, la aplicación pura y dura de la fórmula GTA a un colegio. Nos encontramos con un lugar abierto –más abierto según avance la aventura y liberemos los exteriores de la academia, ciudad incluida-, donde se pueden usar vehículos –monopatines, bicicletas, etc- y que nos permite total libertad para hacer lo que queramos.
Hay unas ciertas obligaciones como es lógico. Nuestro protagonista debe asistir a clase, irse a dormir a determinadas horas, etc. No obstante incluso en esto tenemos libertad, pues si lo deseamos podemos no ir a clase o hacer alguna “escapadita nocturna”. Aquí, y también en casos de peleas, robos de taquillas, etc., entrará en juego “la policía” de la academia Bullworth, los vigilantes, que funcionan con un sistema de visión y “enfriamiento” idéntico al de GTA.

DESCARGAR 1 LINK | IMAGEN ISO 3,5 Gb


Comprueba tus requisitos

No hay comentarios: